martes, 9 de agosto de 2016

Encuentros de Junio, Julio y Agosto...

Junio y Julio: “MISERICORDIA”
  Este año de la MISERICORDIA INICIADO POR EL Papa Francisco, posibilitó que surgiera en la memoria el recuerdo de las “OBRAS DE MISERICORDIA”, siete espirituales y siete corporales. Acá las queremos compartir con la comunidad.
  
·         DAR ALOJAMIENTO AL PEREGRINO: apoyar toda iniciativa para que todos tengan TIERRA, TECHO, TRABAJO Y SALUD.
·         DAR CONSEJO AL QUE LO NECESITA: Aprender a escuchar para DIALOGAR.
·         PERDONAR A LOS QUE NOS OFENDEN: buscar siempre la RECONCILIACIÓN.
·         CONSOLAR AL TRISTE: consolar al triste y dejarse consolar.
·         SUFRIR CON PACIENCIA LOS DEFECTOS DEL PRÓJIMO: aceptar ser corregido y corregir.
·         REZAR POR LOS VIVOS Y DIFUNTOS: pedir ORACIÓN y rezar por todos.
·         VISITAR A LOS ENFERMOS: cuidar la salud propia y ajena
·         ENTERRAR A LOS MUERTOS: honrar la vida y recordar los muertos.
·         VISITAR A LOS ENCARCELADOS: liberarse y rescatar de esclavitudes.
·         CORREGIR AL QUE SE EQUIVOCA: escuchar para comprender.
·         DAR DE COMER AL HAMBRIENTO: alimentarse bien y dar de comer a los otros.


 Agosto: “ UN SALUDO DESDE LA MISERICORDIA
  Compartimos con Ustedes este hermoso cuento para reflexiona.
 Sucedió en una cárcel de Inglaterra. Daniel que acababa de ser puesto en libertad, se cruzó con el alcalde John Morel en la calle. El hombre había pasado tres largos años en la cárcel por malversación de fondos y estaba sumamente susceptible por la forma en que la gente de su pueblo lo iba a recibir.

¿Qué tal?, lo saludó el alcalde ¡Qué gusto verlo! ¿Cómo le va? El hombre parecía sentirse incómodo y la conversación terminó abruptamente.

Años más tarde, por lo visto el alcalde Morel y el ex presidiario volvieron a encontrarse por casualidad en otro pueblo, y este último le dijo:

“Quiero agradecerle lo que hizo por mí cuando salí de la cárcel”

¿Y qué fue lo que hice? , preguntó el alcalde

“Fue muy amable conmigo y eso transformó mi vida” respondió agradecido el hombre.