viernes, 20 de julio de 2012

Acuerdo de Convivencia


ACUERDO INSTITUCIONAL DE CONVIVENCIA

COLEGIO INMACULADA CONCEPCIÓN
SAN CLEMENTE DEL TUYÚ
DIPREGEP 4971


Presentación

“Primero querer a los alumnos, segundo conocerlos y tercero, si fuera necesario, corregirlos”
Mère Francine

San Clemente del Tuyú, octubre 2010
Queridas familias, profesores alumnos:

Ustedes nos eligieron para formar a sus hijos y con ello nos permiten seguir adelante con nuestra misión, EDUCAR.
Educar inspirados en Jesús, como nos enseña la frase de Emilie de Villeneuve “Sólo Dios”; expresión que representa el desafío permanente de reconocernos como hermanos, iguales en dignidad, diversos en dones; que nos invita a dar pasos de tolerancia, empatía, diálogo y reciprocidad; porque “Sólo Dios” es la superación ética de “sólo yo”.
Con esta mirada que va desde la superación de lo individual a la construcción colectiva de la comunidad, que invita al reconocimiento del otro, al respeto y que fomenta los valores de igualdad, justicia y solidaridad es que transitaremos la educación de sus hijos.
Para seguir nuestros horizontes; aprender a ser, aprender a hacer y pensar juntos, aprender a aprender y aprender a vivir juntos; es necesario conocernos, entendernos y respetarnos. Por ello hemos elaborado un Acuerdo Institucional de Convivencia (A.I.C.).
El A.I.C. surge de la reflexión y el deseo de esta comunidad educativa que cree que la escuela de nuestros jóvenes debe ser un espacio de encuentro, crecimiento, adquisición de saberes, valores y compromisos; donde todos sean respetados en sus derechos,  como Jesús nos enseñó: “amarás al prójimo como a ti mismo”.
Para alcanzar nuestros sueños, para no perder de vista nuestros horizontes, para recorrer junto a Uds. el crecimiento de sus hijos los invitamos a acompañarnos en este camino; sabiendo que cada conflicto a resolver fortalecerá nuestra alianza y que cada situación fructífera y positiva será motivo de celebración.


Prof. Adriana González

Breve Reseña histórica.
En 1936 comenzó a construirse una casa de veraneo perteneciente a la congregación de las Hermanas Azules. Esta colonia de vacaciones sería como casa de descanso y veraneo para las hermanas que dirigían y administraban  el hogar de huérfanos.
En 1947 se ampliaron las edificaciones ya que sólo contaban con la capilla y algunas habitaciones.
En 1951se quedaron durante todo el año a vivir en San Clemente y en 1952 se realizaron las primeras confirmaciones. La labor de las hermanas en la comunidad comenzó con un taller gratuito, un jardín de infantes y el primer año de la escuela primaria. En 1953 se realizó la primera ceremonia de Semana Santa: luego se reconoció el establecimiento como escuela primaria. En 1962 comenzó a funcionar el colegio secundario, que fue reconocido un año después. Por tres años egresan maestras normales nacionales y luego bachilleres como en la actualidad.


Fundamentos

El siguiente acuerdo institucional surge de la reflexión y del compromiso con los principios de una sociedad democrática, regida por las leyes que nuestros representantes han elaborado, las cuales han surgido a partir del conocimiento de la realidad educativa como directo y único referente de dicha construcción.
Es por esto que este acuerdo escolar se deduce estrictamente de los principios fundamentales de la ley, nutridos de la fortaleza del propio ideario. En el caso de las escuelas de las Hermanas Azules, la concepción del alumno está plasmada en el siguiente fragmento del Ideario Educativo:

“La persona comprendida en el misterio de la Inmaculada Concepción creada por amor para andar en el amor, es reconocida sujeto, libre y responsable, respetada en sus posibilidades y capacidades, primera protagonista de su proceso de crecimiento y aprendizaje.
(…)Cada alumno/a desde su primera infancia hasta su adolescencia, debe experimentar por la calidad de los vínculos pedagógicos y las experiencias educativas que el colegio le proponga, su condición de “Inmaculada Concepción” para aprender a ser quién es, persona amada, capaz de amar, libre, autónoma, solidaria y trascendente: FELIZ”

Y de la ley:
“Asegurar condiciones de igualdad, respetando las diferencias entre las personas sin admitir discriminación de ningún tipo, por condición u origen social, de género o étnica, ni por nacionalidad ni orientación cultural, sexual, religiosa o contexto de hábitat, condición física, intelectual o lingüística.”

El mismo pretende acordar los criterios de convivencia y corrección fraterna, entendiendo que debe orientar, ordenar y colaborar en la búsqueda de soluciones que permitan, en el caso que lo requiera, modificar actitudes que   obstaculicen el logro de una comunidad donde el respeto y el cuidado del otro y de sí mismo sean el principio que rija el encuentro educativo entre sus diferentes actores.

Objetivos

Fomentar el espíritu conciliador y democrático, teniendo en cuenta los parámetros de inclusión de la escuela en la sociedad actual.
Consensuar la resolución de situaciones conflictivas.
 Privilegiar los intereses grupales por sobre los individuales. La superación ética del sólo yo por “sólo Dios”.
Promover valores coperativos, solidarios, de respeto e integración.
 Ejercitar el diálogo como forma de resolver problemas.
 Lograr la participación de los adolescentes en la comunidad y el ejercicio de sus derechos.
Practicar la responsabilidad y aceptación de las consecuencias de los actos, comprendiendo la necesidad de reparación de los daños causados y la recosntrucción de los vínculos de convivencia, en el caso de que se hayan roto.


Proceso de elaboración del A.I.C.

El presente es un documento producido por los diferentes miembros del cuerpo docente, a partir de reuniones con padres y relevamiento de propuestas del alumnado.

A continuación se detallan las diferentes etapas que implicaron la elaboración.

     Convocatoria desde la institución a la comunidad educativa (padres, alumnos, docentes, personal auxiliar) para la producción de A.I.C.

     Elección de representantes: cada uno de los cursos eligió democráticamente a dos alumnos delegados y a un profesor referente. Se eligieron padres representantes.

     A lo largo del año se realizaron encuentros entre los miembros elegidos, en los que se expuso la realidad escolar y se debatieron las estrategias de acción para la producción del A.I.C.

  
Cuerpo del documento

SECCIÓN 1

Sabiendo que el siguiente documento es flexible y perfectible, los actores que integran la comisión formada para la elaboración del AIC, junto con el equipo directivo del colegio, enuncian, en el marco de los mismos principios que orientan el Ideario Institucional, la Ley Nacional de Educación Nº 26206/06, la Ley Provincial de Educación  Nº 13688/07, también la Ley Nacional Nº 26061 y la Ley Provincial Nº 13298 que protegen los derechos de los niños y los adolescentes, el encuadre legal de la Resolución Nº 1593/02 y la Resolución 1709/09, una serie de normas que regularán el accionar de nuestros alumnos, favoreciendo la convivencia escolar, dentro de la institución y en todas aquellas situaciones que se la esté representando:

Vinculación con la comunidad educativa

    - Relación respetuosa y solidaria con sus pares, docentes, personal auxiliar y toda aquella persona que se encuentre en la institución.
     - Respeto por la persona física del otro.

Adecuación a las distintas situaciones en las que se pueden encontrar dentro del ámbito institucional

-  Acomodamiento al contexto de las clases de las diferentes materias y a las  actividades propuestas por los docentes.
-    Reconocimiento de los símbolos patrios.
-   Valoración positiva de los actos escolares, en los que se construye nuestra identidad nacional.
-  Disposición apropiada durante las actividades especiales como jornadas, charlas, proyección de videos u otras, dentro y fuera de la escuela
-   Participación ordenada y prolija de las actividades en los distintos salones: biblioteca,                     sala de videos, patios, sum, laboratorio, etc.
-   Utilización de  dispositivivos tecnológicos (celulares, reproductores de música u otros) sólo cuando la actividad propuesta por el docente lo requieran.


Vinculación con el ambiente

-     Protección de los espacios físicos del colegio; es decir, de las distintas aulas, baños, patios, polideportivo y el ambiente natural.
-      Cuidado del mobiliario y útiles escolares.
 -   Cuidado del orden y la limpieza en los ambientes mencionados.


De acuerdo a lo expuesto se consideran faltas:

   Violencia física y/o verbal  entre cualquiera de las personas que asisten a la institución.
 Violencia simbólica en cualquiera de sus formas (intolerancia, indiferencia, abandono) entre cualquiera de los actores que componen la institución.
    No respetar los símbolos patrios.
    Destrucción total o parcial de la infraestructura de la institución.
 Destrucción total o parcial de elemntos de trabajo, idumentaria u otros perteneciente a la institución o a cualquiera de sus integrantes.
   Discriminación de cualquier índole: condición social, etnia, nacionalidad, sexo, condición física, religión, etc.
    Permanencia fuera de la clase sin autorización del docente.
 Uso de dispositivos tecnológicos no requeridos como elemento de trabajo que provoquen distracción de la clase o de la actividad que esté llevándose a cabo.
    Falta del cuaderno de comunicaciones.
 Incumplimiento de las tareas diarias solicitadas por los docentes y / o falta del material de trabajo.
     Descuido del aseo personal, uso de indumentaria inadecuada.

SECCIÓN 2

Criterios de Corrección Fraterna
Medidas y mecanismos

1.    Diálogo
·        La escuela propiciará en todas las circunstancias el diálogo entre  los miembros del actuar educativo, como modo de corregir y subsanar toda aquella actitud que fuese en contra de la integridad y de los derechos de cada uno de los  mismos.
2.    Observaciones escritas por el docente.
·    Los docentes u otros miembros de la institución podrán realizar observaciones informando al equipo directivo actitudes que contrarien los aspectos que regulan el funcionamiento de la institución.
3.    Acta acuerdo
A partir de la evaluación que se haga sobre las situaciones informadas, el equipo directivo elaborará un acuerdo escrito con el alumno (acta).
4.    Citación a los padres
Cuando la gravedad del episodio no fuera resuelta por manifiesta tendencia a repetirse o agravarse, se concertará una citación a los padres para comunicar la dificultad que en el encuadre institucional aún no se hubiese resuelto. Se pactará que en caso de reincidencia, se les solicitará, que en esa oportunidad, retiren a su hijo/a del establecimiento.
5.    Suspensión pedida por el C.I.C.
De repetirse el mismo episodio u otros por parte del alumno, se procederá a la suspensión a clase, hasta 48 horas, medida que será evaluada por el Consejo Institucional de Convivencia.

·        La Institución tiene el derecho de plantear a los padres del alumno, la necesidad de un pase de establecimiento educativo cuando la no adecuación del alumno a las normas de convivencia, al Proyecto Educativo Institucional y al Ideario lo hagan ineludible. Pero desde ningún punto de vista se incurrirá en la exclusión del alumno del sistema.

·       Siempre se implementará el criterio de reparación, ya sea física o moral, en el caso en que una u otra hayan sido dañadas.

SECCIÓN 3

Consejo Institucional de Convivencia

El Consejo Institucional de Convivencia está integrado por el equipo directivo, un preceptor/a, un profesor y dos alumnos por curso. Los miembros no serán permanentes sino que se elegirán, como se selecciona a un jurado, para intervenir en situaciones específicas.
El CIC sesionará en forma ordinaria todos los meses en las instalacionmes del establecimiento educativo.
El CIC se reunirá en forma extraordinaria para actuar cuando se presente un hecho que se considere de suma gravedad y cuya solución sobrepase la capacidad mediadora del directivo y profesores referentes.

SECCIÓN 4

Revisión y ajustes del AIC

La verdadera construcción del AIC es en la práctica y por lo tanto se establecerán un mínimo de tres encuentros anuales del CIC para la evaluación, revisión y ajustes del presente documento.


  
Conclusión

El AIC será revisado periódicamente de acuerdo a la actuación de profesores y alumnos.
Todos lo miembros de la comunidad educativa deben comprometerse a respetar los aspectos mencionados para una convivencia armoniosa y fructífera.
La solicitud de una corrección no debe ser nunca el fruto de arrebatos u ofuscación, pues de lo contrario perdería el valor positivo de la misma. Sanción será siempre sinónimo de retractación y crecimiento.
Por lo mencionado, el equipo directivo y el CIC evaluarán si las relaciones dentro del ámbito escolar están presididas por un estricto sentido de justicia, a la cual marcan otros valores como la fidelidad, la lealtad, la veracidad y la sinceridad.

El presente AIC es un documento dinámico, cuya efectividad se valorará en las reuniones de los miembros de la institución y podrá someterse a modificaciones de acuerdo a las demandas que las situaciones cotidianas revelen.